Seguidores

domingo, 18 de agosto de 2013

Bolso hecho con un salvamanteles


Acabo de llegar de vacaciones y ya os traigo trabajo para hacer, menos mal que se hace en 20 minutos y está hecho con un salvamanteles rectangular. Es muy sencillo y queda muy resultón.




Materiales:

*  1 salvamanteles rectángular
* Silicona o pegamento de contacto.
* Tijeras.

El salvamanteles lo compré en un chino, así que el bolso me salió por 0,75€, ¿a que sale baratillo?, animaros a hacerlo que en 20 minutillos o menos tenéis vuestro bolsito.

El salvamanteles mide aproximadamente  45 x 30 cm.
  

Medimos unos 4,5 cm. en el lado más largo  del salvamanteles

Doblamos los lados con la medida que pusimos











Medimos unos 15,5 cm

Así nos quedaría doblado

Por dentro nos queda una doblez  doblez

Justo en esa doblez hacemos un corte, tanto en un lado como en el otro

Medimos desde el corte que hemos dado hacia adelante, unos 4 cm para la base del bolso

Y le damos también un corte a la misma que quede paralelo al otro corte y en el otro lado hacemos lo mismo

Doblamos esas pestañas que nos quedaron hacia arriba

Le ponemos pegamento

Pegamos la solapa más corta que tenemos plegada, también haremos lo mismo en la otra parte

Quedaría de esta manera una vez pegado

Así quedarían los dos lados pegados

Ponemos pegamento en toda la solapa que acabamos de pegar para que quede el remate oculto.

Alisamos por dentro para que quede bien pegado y haremos lo mismo en el otro lado

Ya solo nos queda la solapa más larga
 Si os fijáis justo en los dos lados nos queda una solapa doblada
Justo en el borde haremos un corte, tal y como veréis en la siguiente foto

El corte nos tiene que quedar a ras con el borde que véis y sin llegar a cortar la parte más larga

Doblamos los lados para que haga algo de fuelle
Cortamos la solapa que nos queda en los lados a la mitad, no la cortéis intera porque quizá se deshilache
 
Pegamos el borde para que no se deshilache doblándolo hacia adentro, lo veréis mejor en la siguiente foto

Así nos quedaría una vez doblado hacia adentro y bien pegado

Ahora pondremos un velcro yo suelo echarle un poco de pegamento para que no se me despegue

Para situar la otra parte en el bolso ponemos un velcro sobre otro

También le pongo pegamento para que no se me mueva del bolso y al abrirlo no se despegue el velcro de su sitio

Centramos bien la solapa y pegamos el velcro bien para que no se mueva

Así nos quedaría nuestro bolsito

Ahora solo queda decorarlo a vuestro gusto, yo le puse unos abalorios, pero podéis ponerle lazos, flores o lo que se os ocurra que seguro que os va a quedar de lujo, también le podéis poner un asa o una cadenita, a mi me gustó así de mano. Estoy segura que mi hija mayor Sara se lo apropiará, jajaja, menos mal que se hace en muy poquito tiempo.



¿A que es facilito? y en un ratito tendremos un bolsito hecho y muy económico